Cada año se regalan más tratamientos estéticos por Navidad o en los cumpleaños

ISOTIPO

No podemos negar la evidencia y es que año tras año aumenta el número de tratamientos de lujo para regalar durante las navidades o en cumpleaños. Esto se debe a que la medicina estética está en auge y cada vez son más las personas que pasan por este tipo de clínicas para ver mejorada su imagen.

Así, a lo largo de este post os queremos hablar de algunos de los tratamientos más comunes que nos encontramos hoy en día y para los que, a bien seguro, os gustaría recibir un bono regalo y que pasan por:

  • Revitalización facial. Este es uno de los tratamientos más demandados ya que consigue, a través de la mesoterapia facial, aumentar la firmeza y la salud de la piel, aportándole nutrientes y la hidratación que necesita, para que se vea más luminosa y con menos imperfecciones. En concreto, este tratamiento se trata de microinyecciones de sustancias beneficiosas como el ácido hialurónico, las vitaminas, la coenzima Q10, los aminoácidos, los péptidos, el DMAE o el silicio orgánico, entre otros. Así, es un tratamiento restitutivo y preventivo que permite hacer vida normal, ya que se aplican microinyecciones con agujas muy finas que no dejan marcas. Además, tiene efectos inmediatos y si se combina con un estilo de vida saludable o lo que es lo mismo, dieta equilibrada y variada, descanso, ejercicio y cuidados faciales diarios, sus resultados se prolongan en el tiempo. Y es que la revitalización facial hidrata, regenera y tonifica, pero también activa la microcirculación sanguínea de la dermis, contrarresta el efecto de los radicales libres y promueve la formación de colágeno y elastina.
  • Carbon Peel Flash. Es un tratamiento óptimo para cualquier tipo de piel que necesite una renovación no invasiva y una estimulación de su metabolismo. El ingrediente que consigue revitalizar el cutis es el carbón activado de origen vegetal. Esta combinación de un componente mineral usado como mascarilla y un láser de última generación, consigue una piel más tersa, luminosa y uniforme pero también logra rejuvenecer, al difuminar las arrugas más finas. En concreto es un tratamiento sencillo, indoloro y muy rápido, sin efectos secundarios, y cuyos resultados se ven de forma inmediata, aunque se prolongan en el tiempo, gracias al efecto de estimulación del fibroblasto en la profundidad, que va a sintetizar colágeno, elastina y ácido hialurónico por lo que es ideal para los cambios de estación o antes de un evento, tal y como apunta la Doctora Rosa Bonal, quien es especialista en medicina estética y conoce de primera mano los tratamientos y tendencias actuales del sector.
  • Este protocolo, con base médica, incluye tres pasos que son: limpieza facial, drenaje facial y masaje miofascial y que consiguen realizar una limpieza profunda de la piel, mejorar la calidad tanto de la piel como de los músculos y las fascias y liberar la retención de líquidos y toxinas que pueden provocar inflamación. Así, la limpieza cosmética, aparatológica y manual, incluye 12 pasos para conseguir una piel saludable y radiante, mientras que tanto el drenaje linfático facial como el masaje de terapia facial miosfacial mejoran la microcirculación y la retención de líquidos, reduciendo la inflamación. Por último, tiene un efecto antiestrés y relajante que la convierte en ideal para realizar con los cambios de estación o antes de un acto reseñable.
  • Toxina botulínica. El bótox es una sustancia que tiene la capacidad de relajar las fibras musculares, permitiendo así controlar la excesiva contracción de los músculos que producen las arrugas en la gesticulación. En concreto se aplica sobre los músculos faciales cuya acción deseamos disminuir y sirve para atenuar y eliminar las arrugas de expresión, como las patas de gallo, las arrugas de la frente o las del entrecejo por lo que el resultado es una piel más lisa, relajada y libre de arrugas. Además, en el caso de que se ofrezca este tratamiento como regalo a una persona que tenga un evento lo ideal es tener la sesión 3 o 4 semanas antes, porque, aunque los efectos son visibles desde la primera semana, conforme pasan los días el resultado es más bonito.

Rellenos de ácido hialurónico, la última tendencia en medicina estética

Los rellenos y tensores faciales de ácido hialurónico son una de las últimas tendencias del sector y uno de los recursos más eficaces en medicina estética para luchar contra el envejecimiento de la piel. Esto se debe a que ayudan tanto a eliminar las arrugas, como a recuperar el volumen perdido, haciendo frente así a la flacidez. En este sentido, con el ácido hialurónico se pueden tratar las cejas, pómulos, mentón, mandíbula, labios, ojeras, surco nasogeniano, pliegue de amargura, cuello, arrugas la frente y patas de gallo. Si bien, cabe reseñar que conviene realizarlo 20-30 días antes de un evento o celebración para asegurarnos de que, si ha salido algún hematoma, este ha desaparecido ya.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Preparar tus oposiciones con un profesional

¿Estás pensando en prepararte unas buenas oposiciones de profesor de secundaria de inglés pero no tienes claro si hacerlo por…

Las funciones de un traductor

En un mundo cada vez más conectado, la traducción juega un papel fundamental en la comunicación efectiva entre personas que…

¿Te gusta el pan artesanal?

En la actualidad la mayoría del pan que la gente consume no suele ser pan artesanal y esto se nota…