Cómo funcionan los sistemas termográficos y de visión

ISOTIPO

En la era digital actual, la tecnología ha evolucionado significativamente para proporcionar soluciones innovadoras para una amplia gama de aplicaciones. Dos áreas que experimentan un crecimiento significativo son los sistemas de imágenes y los sistemas de imágenes térmicas. Aunque estas tecnologías difieren en su enfoque, comparten el objetivo común de proporcionar información valiosa mediante la detección y visualización de diversas características de objetos y entornos.  En este sentido, Ibertrónix es una ingeniería fundada en el año 2015 y especializada en sistemas de medida a distancia mediante tecnología de infrarrojos así como equipos de visión para interior de hornos.

Este artículo analiza más de cerca cómo funcionan los sistemas de imágenes y de imágenes térmicas, cuáles son sus aplicaciones y qué sinergias se pueden lograr mediante la integración de estas tecnologías.

Sistemas termográficos

Principios básicos de la termografía

La termografía es una tecnología basada en la detección y medición de la radiación infrarroja emitida por los objetos. Según la ley de Planck, todos los objetos con temperatura emiten energía en forma de radiación térmica, por lo que esta radiación la producen todos los objetos cuya temperatura supera el cero absoluto. Esta radiación es única porque se encuentra en una región del espectro electromagnético más allá de lo que percibimos como luz visible.

Los sistemas de termografía utilizan una cámara térmica para realizar este proceso de detección. Estas cámaras tienen como objetivo capturar la radiación infrarroja emitida por un objeto y convertirla en imágenes térmicas que muestran las fluctuaciones de temperatura en diferentes zonas de la escena observada.

Tenga en cuenta que, a diferencia de las cámaras tradicionales, las cámaras termográficas no dependen de la luz ambiental, ya que pueden capturar la radiación térmica emitida por los objetos incluso en completa oscuridad. La información proporcionada por las imágenes térmicas es valiosa en una variedad de aplicaciones. Por ejemplo, en el ámbito médico, la termografía se utiliza para la detección temprana de anomalías en la temperatura de la piel, lo que puede ayudar a identificar problemas de salud.

En la industria, se utilizan para inspeccionar dispositivos y maquinaria para identificar puntos calientes que puedan indicar un mal funcionamiento o desgaste. De manera similar, la termografía se puede utilizar en aplicaciones de seguridad y vigilancia para detectar personas y objetos en entornos de baja visibilidad.

Funcionamiento de las cámaras térmicas

Las cámaras termográficas tienen sensores especiales que son muy sensibles a la radiación infrarroja. Estos sensores, llamados detectores de calor o termopilas, pueden detectar fluctuaciones de temperatura en un objeto detectando la radiación térmica que emite. Cuando la radiación infrarroja incide en un detector de calor, genera una señal eléctrica proporcional a la intensidad de la radiación recibida. Estas señales eléctricas se procesan electrónicamente para proporcionar una representación visual de las diferencias de temperatura en el sitio de observación.

En otras palabras, la información térmica se convierte en datos eléctricos, que luego se convierten en una imagen térmica que es interpretada por el usuario. Una de las ventajas más notables de las cámaras termográficas es su capacidad de funcionar independientemente de la luz visible. Mientras que las cámaras tradicionales dependen de la luz ambiental para capturar imágenes, las cámaras termográficas pueden funcionar en completa oscuridad. Esto lo hace especialmente útil en entornos nocturnos, situaciones de baja visibilidad e incluso en situaciones donde la visibilidad tradicional se ve comprometida, como niebla, humo o polvo.

Aplicación de la termografía

La termografía es una tecnología utilizada en diversos campos porque permite detectar y medir la radiación térmica emitida por objetos y organismos vivos. En el ámbito médico se utiliza para la detección temprana de enfermedades mediante la detección de cambios en la temperatura corporal. Por ejemplo, la presencia de puntos calientes puede indicar inflamación o problemas de circulación, por lo que los profesionales médicos pueden intervenir antes de que la afección empeore.

En la industria, la termografía juega un papel importante en el mantenimiento predictivo. Las cámaras infrarrojas se pueden utilizar para identificar componentes o dispositivos defectuosos midiendo las fluctuaciones de temperatura. Esto permite reparaciones o reemplazos antes de que ocurran fallas, aumentando la eficiencia operativa y reduciendo el costo de reparación de equipos dañados. En el ámbito de la seguridad, las cámaras infrarrojas son fundamentales para la vigilancia nocturna y la detección de intrusos.

A diferencia de las cámaras tradicionales, las cámaras termográficas pueden capturar la radiación infrarroja emitida por los objetos, lo que les permite generar imágenes incluso en condiciones de poca iluminación. Esto tiene un valor incalculable para la vigilancia nocturna, donde la detección temprana de movimientos sospechosos es clave para prevenir incidentes adversos.

Sistemas de visión

Principios básicos de la visión por computadora

La visión por computadora es un campo interdisciplinario de la informática que se enfoca en brindar a las máquinas la capacidad de interpretar y comprender el mundo visual que las rodea. Su principal objetivo es desarrollar algoritmos y modelos matemáticos que permitan a las computadoras procesar imágenes y extraer información relevante de ellas. A diferencia de la visión humana, que es inherentemente subjetiva y está guiada por la percepción, la visión por computadora se basa en datos objetivos y puede realizar tareas específicas de manera eficiente.

Los componentes principales de la visión por computadora incluyen la captura de imágenes, el preprocesamiento de datos, la extracción de características, el reconocimiento de patrones y la toma de decisiones. A través de estos procesos, las máquinas pueden analizar visualmente su entorno y realizar una variedad de tareas, desde la identificación de objetos y el reconocimiento facial hasta la navegación autónoma de vehículos. Los avances tecnológicos y la creciente disponibilidad de datos visuales están haciendo que este campo sea cada vez más importante. Las aplicaciones de la visión por computadora son diversas e incluyen áreas como la medicina para el diagnóstico por imágenes, la fabricación para el control de calidad automatizado, la seguridad para el monitoreo y el reconocimiento de patrones, y la inteligencia artificial para mejorar la interacción entre humanos y máquinas.

Funcionamiento de los sistemas de visión

Un sistema de procesamiento de imágenes es un conjunto de tecnologías que integran cámaras digitales y software especializado para capturar, procesar y analizar imágenes para obtener información relevante. Estos sistemas se han desarrollado significativamente gracias a los avances en inteligencia artificial. En funcionamiento básico, las cámaras digitales de estos sistemas capturan imágenes de su entorno.

Estas imágenes son sometidas a un proceso de análisis mediante algoritmos de visión por ordenador. Estos algoritmos son programas informáticos diseñados para realizar diversas tareas relacionadas con el reconocimiento y la comprensión de información visual. Una de las tareas más comunes realizadas por estos algoritmos es el reconocimiento de objetos, donde el sistema puede identificar y clasificar elementos presentes en una imagen. Esto se logra entrenando algoritmos con grandes cantidades de datos para que puedan reconocer patrones y propiedades específicos asociados con cada objeto.

Aplicaciones de la visión por ordenador

La visión por computadora es un campo interdisciplinario que combina ciencias de la computación, inteligencia artificial y técnicas de imágenes para desarrollar sistemas que puedan interpretar y comprender visualmente el mundo que los rodea. Esta tecnología tiene diversas aplicaciones y ha revolucionado muchos campos con su capacidad para procesar información visual de manera eficiente y precisa.

Una de las aplicaciones más conocidas de la visión por computadora es el reconocimiento facial, que se utiliza en sistemas de seguridad, desbloqueo de dispositivos e identificación de personas en imágenes y videos. Además, esta tecnología también se puede utilizar para la clasificación de objetos, permitiendo a las máquinas distinguir y organizar diferentes elementos en función de sus características visuales.

En la fabricación, los sistemas de visión por computadora desempeñan un papel importante en la inspección de calidad y el control de procesos. Estos sistemas contribuyen a la eficiencia y consistencia de la producción industrial al detectar defectos en los productos, medir con precisión las dimensiones y garantizar que los procesos de producción se lleven a cabo de acuerdo con los estándares establecidos.

Integración de tecnologías

Aplicaciones combinadas

La combinación de sistemas térmicos y de imágenes crea una poderosa sinergia que aumenta las capacidades generales del sistema en una variedad de aplicaciones. Un claro ejemplo está en el ámbito de la seguridad perimetral.

La visión por computadora se encarga de detectar personas y objetos, y la termografía puede detectar la presencia de personas incluso en condiciones de baja visibilidad como oscuridad o niebla. Esta integración aumenta la robustez del sistema, permitiéndole detectar y responder a situaciones de manera más efectiva.

Tecnologías complementarias

Aunque ambas tecnologías tienen enfoques diferentes, pueden complementarse en una variedad de aplicaciones. Si bien la visión por computadora destaca por identificar y clasificar objetos con precisión, la termografía puede proporcionar información valiosa sobre la temperatura de un objeto y detectar anomalías térmicas.

Esta combinación es particularmente importante en aplicaciones como el monitoreo de procesos industriales, donde la detección temprana de anomalías térmicas puede evitar fallas costosas y mejorar la eficiencia operativa.

Retos y consideraciones éticas

Sin embargo, la integración de sistemas de procesamiento de imágenes y termografía conlleva desafíos y consideraciones éticas. La privacidad es una preocupación importante, especialmente en aplicaciones de reconocimiento facial y vigilancia constante.

La capacidad de estas tecnologías para recopilar y analizar datos visuales y térmicos puede afectar la privacidad personal. Por lo tanto, es importante establecer regulaciones y lineamientos claros para asegurar el uso responsable de estas tecnologías y proteger los derechos de las personas.

 

En resumen, los sistemas de termografía y procesamiento de imágenes representan un gran avance en el campo de la tecnología. La capacidad de capturar información más allá de lo que el ojo humano puede ver abre posibilidades para una amplia gama de aplicaciones, desde medicina hasta seguridad y fabricación.

La integración de estas tecnologías proporciona poderosas sinergias para mejorar las capacidades de detección y respuesta en una variedad de entornos. Sin embargo, abordar los desafíos éticos y de privacidad es fundamental para el uso responsable y beneficioso de estas tecnologías en una sociedad en evolución.

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimas publicaciones

Pinturas tecnológicas

La pintura como arte, no ha dejado de evolucionar desde aquellas pinturas rupestres de nuestros ancestros prehistóricos. Este arte primitivo,…

El futuro del dentista

Prometedor. Esa es la palabra que define el futuro de estos profesionales es justo esta: prometedor. Inevitablemente, el campo de…