Los famosos que más deben a Hacienda

No sé vosotros, pero yo personalmente estoy harto de que se diga eso de que “Hacienda somos todos”. Una frase que se puso de moda en la época de Lola Flores para demostrar que todos, ya sean famosos o no, reyes o no, tenemos que cumplir con el fisco. Ahora bien, cada cierto tiempo sale una lista de deudores con Hacienda que me deja de muy mala leche. Y es que no entiendo cómo esas personas pueden deber tanto dinero y luego llevar un tren de vida que ya lo quisiéramos nosotros.

Yo, me pongo en mi caso, y siempre que tengo una duda tengo que llamar a mi asesor de Trámites Fáciles Santander para que me diga si lo que estoy haciendo está bien o mal.-Y seguramente que la diferencia en la declaración de la renta sean 100 euros arriba o abajo. Por eso, cuando veo las cantidades que deben los famosos me indigno. No entiendo cómo una persona como yo o como tú puede ser perseguida durante años y hasta acosada, y otros, por ser famosos, simplemente se les hace una advertencia.

En esta lista que te vamos a mostrar hay nombres muy famosos. Nombres de gente que sale en la televisión y que yo me pregunto, ¿no se les cae la cara de vergüenza? Supongo que no porque de eso no gastan. Ahora bien, Hacienda no puede intervenir esos sueldos millonarios que ganan en el mundo de la televisión. Te cuento quiénes son los famosos que más dinero deben al heraldo público. Quizás la próxima vez no les idolatres tanto cuando sepas que por culpa de ellos, hay menos recursos para Sanidad, para Educación o para construir carreteras. Porque al final, defraudara a Hacienda, es eso. Ser egoísta e insolidario con el resto de tus compañeros.

Ana Duato e Imanol Arias

Para algunos fans de Cuéntame Como Pasó se les cayó el mundo encima al saber que los Alcántara no pagan a Hacienda. No sabemos qué pensará la abuela Herminia de todo esto, pero los datos ahí están. Cada uno se enfrenta a 30 años de cárcel después de que se les acusara de evasión de impuestos mediante una estructura de sociedades opacas que crearon desde su despacho de abogados.

Paz Vega

Con su sonrisa preciosa y su simpatía innata, Paz Vega es una de las mayores defraudadoras de Hacienda, o eso dice el informe del fisco. la actriz debía a Hacienda 2,49 millones de euros y esto provocó el embargo preventivo de dos de sus propiedades, situadas en Sevilla y en Madrid. Quizás por este motivo ha tenido que dejar el mundo del cine y meterse de lleno en el espectáculo de la televisión que es dinero más rápido y seguro.

Arantxa Sánchez Vicario

En el mejor momento de su carrera llegó a ganar hasta 600 millones de pesetas al año. Aunque eso sí, en esa época pagaba sus impuestos en Andorra cuando, en realidad, donde residía y hacía su vida era en España. En el año 2009 fue condenada a pagar 3,5 millones de euros a Hacienda por impuestos no abonados entre 1989 y 1993. Además, en ese momento también comenzó una guerra judicial con toda su familia.

Ana Torroja

La cantante Ana Torroja tuvo que hacer frente a varios imprevistos con Hacienda. Así, tuvo que compensar millón y medio de euros por tres delitos fiscales, cometidos en 2003, 2006 y 2007; cargó con una pena de cinco meses de prisión, que no cumplió y, también, con las sanciones económicas. Fue en el 2014 cuando, finalmente, acordó el pago de las cuotas y de las sanciones a Hacienda, con sus correspondientes multas. Desde entonces todas las declaraciones las hace con mimo junto a sus asesores.

Patricia Conde

También, la presentadora Patricia Conde ha aparecido en la lista de morosos del Ministerio de Hacienda. La joven pasó de los 1,23 millones de euros a los 1,86 de un año a otro. Y mira que recurre para demostrar su inocencia pero una y otra vez la Justicia no le da la razón. La última ha sido muy recientemente.

Es muy curioso que posteriormente estas estrellas de la televisión, del cine o del deporte son las que dan lecciones de cómo comportarse. Dan lecciones de sentirse patriota o no, y está claro que lo peor que puede hacer una persona es dejar de ingresar el dinero que le corresponde a la Hacienda pública. Así que la próxima vez que te digan que Hacienda somos todos, puedes pensar en todos estas caras conocidas.